Daniel Samper (2006)

Transcripción

Rafael Humberto Moreno-Durán, el guerrero perdedor

R.H. Moreno Durán, como se le conocía en los círculos literarios, bromeó durante mucho tiempo con su nombre. Afirmaba que este era Rey Herodes, porque detestaba a los niños. Pero hace 11 años, cuando nació Alejandro, su único hijo, suspendió el chiste. Muchos supieron entonces que se llamaba Rafael Humberto.

Había nacido en Colombia en 1946, pero afirmaba: “Nací y crecí como escritor en Catalunya” (lo escribía con ortografía catalana: uno de los pocos suramericanos que lo hacen). Allí vivió cerca de quince años, allí empezó a publicar su vasta y reconocida obra, y allí volvió cada vez que retornaba a España. La última fue en enero de este año, cuando recogió en San Sebastián un premio literario por su novela teatral Cuestión de hábitos. En esa ocasión le llevó a Alejandro un uniforme del Barça.

Moreno-Durán era un tipo entusiasta, animador, culto, divertido, buen amigo y espléndido contertulio. Fueron célebres su cinismo blanco y su humor negro, que se convirtió en escudo protector desde agosto del 2004.

Acababa de llegar de un largo viaje literario –pues era frecuente invitado a simposios, congresos, talleres y seminarios- y estaba estrenando un nuevo piso en Bogotá. Ordenaba su biblioteca cuando se desplomó. En el hospital, los médicos no tardaron en detectar un cáncer avanzado de esófago. A partir de ese momento asumió a fondo su doble condición de enfermo grave y de combatiente por la vida. Para evitar la piedad y los comentarios atribulados en voz baja, se volvió su propio rey de burlas.

 

DanielSamperPizano23Nov2005ElPais1