Página 4

Transcripción con símbolos

<de los terratenientes de las a> [­con] que los fundamentalismos | rurales* de Scorza, por ejemplo, parecían <condenar*> [↑ explicar el] destino americano.

<Pasajeros* sin* † †> **Las memorias de Bryce Eche-|nique nos hicieron registrar una de las tendencias más | marcadas de los escritores latinoamericanos contemporá-|neos. Mientras García Márquez anuncia sus Memorias perio-|dísticas y Carlos Fuentes hace autobiografía en Diana o la | cazadora solitaria, podemos leer las memorias de Bioy | Casares, Vargas Llosa,   Edwards, Reynaldo Arenas y hasta | [← <la>] el mismo anfitrión nos ofrece póstumamente Los cuadernos | de Juan Rulfo. En efecto, estos Cuadernos, junto con Pe-|rmiso para vivir, de Bryce, y Sólo para fumadores y Diarios, | del galardonado Ribeyro, parecen justificar a lo largo | de esta semana el clima evocador que se despren-|dió de la emotiva evocación <de † †> que la | viuda de Borges hizo <del escritor en> [↑ durante] la locuaz | madrugada del primer día. No hay duda alguna: | ella es Ulrika y Borges ese profesor colombiano a | quien amó en algún <pueblo> encuentro universitario | en la vieja Inglaterra. ¿Cuándo nos regalará María | Kodama sus infinitas memorias compartidas con | el autor de <“Funes el memorioso”> <“>Amorosa antici-|pación <”>? “Quieta y resplandeciente como una dicha | que la memoria elige, / me darás esa orilla de tu vida | que tú misma no tienes…”

Aurelio Arturo. Al principio no le presté atención. A | mi lado, en el mezanine de la librería Buchholz, un | hombre mayor, de aproximadamente sesenta años, hurgaba | entre los atiborrados estantes. Delgado, casi ascético, de | finas gafas [↑ ,corbatín] y una gabardina color marfil, hojeaba | con fruición los libros, lejos del mundo. Media hora más | tarde, en el primer piso de la librería, supe quién era, | <pues> [↑ cuando] Nicolás Suescún, entonces director de la librería, | me lo presentó: Aurelio Arturo. Era un sábado y Sues-|cún me había citado allí para pagarme <mi colaboración> [↑ un artículo publica] | [↑ do] en un número de Eco, la revista que él dirigía. Se trataba 

P04